Treixadura, Godello y Loureira

Treixadura

Es la variedad blanca que predomina en los viñedos del Ribeiro, muy adecuada para la zona ya que es una variedad de brotación y maduración tardía. Predomina su cultivo tanto en valles como en laderas bien orientadas ya que es sensible a la altitud, por lo que a mayor altitud y menor temperatura, su maduración se ve afectada hasta el punto de no completarse adecuadamente. Presenta fuerte vigor y fertilidad media. Esta variedad de vid es poco resistente a la sequía y necesita terrenos cálidos. Los vinos que produce, por lo general son aromáticos, finos y elegantes, con recuerdos a frutas, delicadas notas florales y toques balsámicos. Alcanzan fácilmente los 12-13.5º alcohólicos, que se compensan con su acidez total entre 5.5 y 7 gramos por litro expresada en ácido tartárico, lo que hace que resulten frescos, equilibrados y sabrosos. La mezcla entre las distintas variedades autóctonas, consigue unos vinos armónicos y equilibrados desde el viñedo, vinos diferentes, singulares y únicos que suelen tener una buena y positiva evolución en el tiempo.

Godello

Está considerada la tercera variedad blanca autóctona de mayor representación en la zona; esta variedad es muy completa con un gran aporte a la fase gustativa de los vinos del Ribeiro, por ello suele utilizarse a modo complemento e incluso como base de la mezcla. Por lo general es la primera que se vendimia debido a su brotación muy precoz (es sensible a las heladas tardías) y ciclo de maduración corto. Tiene un fuerte vigor y una buena fertilidad. Normalmente el terreno cálido es el más propicio para su plantación, además tolera bien la falta de agua y es muy sensible al golpe de sol. Los vinos que produce no son muy expresivos olfativamente hablando, no obstante las sensaciones en boca son amplias y sabrosas. Alcanza fácilmente los 14º alcohólicos y conserva una buena acidez que ronda los 6 gramos por litro expresada en ácido tartárico, cuyo resultado son mostos muy equilibrados que aportan potencia gustativa a las mezclas en las que participan. Las bodegas suelen utilizarla como complementaria ya que aporta volumen, grasa y untuosidad al conjunto.

Loureira

Es la cuarta variedad blanca autóctona de mayor representación en la zona, usada como complemento por su aportación en intensidad y aromas, destacando notas florales, cítricas, especiadas y balsámicas, aunque su aporte en boca es más bien pobre. Es una variedad vigorosa de porte semierguido, de brotación muy precoz y ciclo de maduración largo. Su vigor y su fertilidad es media. Prefiere los suelos sueltos y resiste bien la falta de agua. Los vinos que produce son muy aromáticos y las sensaciones en boca son sencillas y de poco volumen, sin embargo tiene un buen potencial en acidez que ronda los 6 u 8 gramos por litro de acidez total expresada en ácido tartárico, y una participación importante del ácido málico. Su contenido alcohólico alcanza como media el 11% por volúmen. Los vinos que produce son intensos en aromas, y les aporta frescor y ligereza. Generalmente las bodegas del Ribeiro la usan siempre como complementaria y no suele exceder del 10-15% del conjunto.