Vino Blanco

Los viñedos con 25-40 años de antigüedad (15-25 años en el caso del Orixes) están asentados sobre terrenos de diversa composición, algunos de los suelos son graníticos, y otros, la mayor parte, con un claro predomino de pizarras. Esta diversidad de suelos le confiere al vino una cierta personalidad y un carácter diferente. Tras unos minuciosos controles de maduración, cada parcela se vendimia por separado esperando su momento óptimo.

La uva se despalilla y posteriormente por gravedad se introduce en la prensa, no empleamos bombas de pastas. El prensado se realiza en una prensa horizontal de platos heredada de nuestros antepasados. Debido a las características tan particulares de ésta prensa, para la elaboración del Val de Souto, solamente empleamos el mosto del escurrido de la prensa y el procedente de la primera presión, es decir, el mosto flor. En la prensa se introducen encimas pectolíticas que favorecen la extracción del aroma de los hollejos y facilitan el posterior desfangado.

También por gravedad, el mosto pasa de la prensa a los depósitos de desfangado, éste se realiza a una temperatura de 12°C durante 72 horas. El mosto limpio pasa a fermentar a depósitos de acero donde previamente se hizo un pie de cuba en los días previos con una selección de las mejores uvas. Todas las fermentaciones son realizadas con un minucioso control de temperatura.

Hacemos una ligera crianza sobre lías en los depósitos de acero tras la finalización de la fermentación alcohólica. En el caso del Val de Souto Orixes, parte del vino es fermentado y criado en cubas centenarias de madera de castaño heredadas de nuestros antepasados de una capacidad aproximada de 3000L. Esta peculiar elaboración le aporta un carácter muy diferenciador a nuestro vino.